Corazonsinsentido's Blog











{04/05/2009}   Entrevista en conmemoración al día Internacional de la Mujer

La joven estudiante al momento de realizar esta entrevista se encontraba en la ciudad de La Grita, lugar donde se encuentra su casa de estudios.

La joven estudiante al momento de realizar esta entrevista se encontraba en la ciudad de La Grita, lugar donde se encuentra su casa de estudios.

 

Mujer sinónimo de esperanza

 

“Hay que romper las barreras y luchar por lo que uno quiere”

Hay un brillo singular en sus ojos que juega con la sencillez de sus palabras. Así es Yudiana Rodríguez, una joven estudiante de Educación, oriunda de San Antonio del Táchira. Ella nos cuenta cómo el ejemplo de su madre le ha ayudado a levantarse cada vez que tropieza con una nueva piedra en su camino.

 

Nació y creció en un hogar humilde ¿guarda algún recuerdo en especial de cómo fueron eso días de infancia?

No tengo muchos recuerdos claros de mi infancia. Pero lo que sí nunca voy a olvidar es cuando jugaba con mi hermano, inventábamos esos juegos en una finca donde mi mamá  trabajaba, agarrábamos ladrillos, nos metíamos en los trapiches. Eso es lo que más recuerdo. 

Sufrió el abandono de su padre siendo niña ¿Cómo fue ese cambio en su vida, cómo le afectó?

En realidad, mi padre no fue quien abandono a mi mamá sino ella a él, por los maltratos físicos, psicológicos que él le hacía a ella y también por la forma en que eso estaba influyendo en nosotros. Mi mamá me cuenta que incluso mi papá me mandaba a gritarle a ella, a tirarle la comida, cosas así.

Eso no afectó mi vida, quizás al principio sí porque era una niña y no me hacia la idea de separarme de mi papá, pero a la larga no hubo daño ya que mi mamá supo hacer ese papel de padre y madre. Luchó  por nosotros, siguió adelante por nosotros. Hasta hoy día nada nos hace falta, nada nos hizo falta y ahí seguimos en la lucha.

 ¿Tiene algún consejo en especial que su mamá  le haya demostrado?

Ella siempre me ha dado consejos y todo eso, pero más que una enseñanza es el ejemplo que he visto en ella y la acción que ha hecho en nosotros. Esa es la enseñanza que me ha dado: seguir adelante, luchar. Sean las dificultades que haya debo romper las barreras y luchar por eso que uno quiere.

Hubo un momento en su vida en que perdió a un ser querido, su hermano, ¿cómo hizo o cómo ha hecho para superar eso?

Fue un momento difícil. Es algo que no se le desea a nadie y nunca se supera. En realidad, eso lo lleva uno dentro en lo más profundo. Nunca he llegado a decir: “ya olvide eso, ya fue una etapa”. No. Porque eso siempre va a estar ahí presente. Quizás uno disfruta, ríe, goza, pero eso sigue allí palpable. Es algo que no se olvida.

Habiendo tenido ya cierta experiencia como estudiante de Educación Integral ¿qué se siente trabajar con niños?

Se siente bien. Es algo que no se puede explicar porque cuando es con vocación y se lleva en el corazón la felicidad es inmensa. Es muy lindo, no sabría explicarlo. Pero esta allí y es maravilloso, de verdad que compartir con niños es maravilloso.

¿De dónde nació la vocación por ser  educadora? 

Nació conmigo. Aunque, de verdad, no sé por qué nací con eso, por qué llevo eso ahí.  En mi infancia recuerdo que jugaba a la profesora con mi hermanito. También influyó el ejemplo que mis profesoras me dieron. Gracias a Dios mi estudio fue excelente, mis profesoras fueron maravillosas y el ejemplo de ellas sembró esa semillita en mí.

¿Cómo se ve en el futuro?

Me veo como una mujer luchadora, siendo ejemplo tal vez de muchas personas, de muchos otros jóvenes, mujeres. En lo profesional me visualizo en un aula de clases con mis niños, disfrutando, aprendiendo de ellos. También quiero sacar a mi mamá  adelante, luchar por ella. Quiero ser madre de dos niños lindos, tener un esposo maravilloso, un hogar ejemplar. Eso quiero, algo bello.

 

Hoy día hay muchas mujeres que han llegado lejos: en la política, la medicina, la ciencia, los deportes, ¿qué piensa de esto, cree que la mujer realmente puede llegar a hacer el trabajo de un hombre?

Efectivamente, la mujer puede realizar el trabajo de un hombre. Antes se decía que el hombre era el de la fuerza y la mujer simplemente en una casa sirviéndole a él. Esa es una venda que nos quitamos de los ojos todas las mujeres y nos dimos cuenta de que nosotras servimos para muchas cosas, somos capaces de realizar tantas cosas sin la ayuda de un hombre. Y lo hacemos hasta mejor que ellos. (Risas).

¿Puede dar algún mensaje para aquellas mujeres que han sufrido dificultades tanto o más que usted? Algo que las motive a seguir luchando.

Primero que pidan mucho a Dios. Que se aferren a Él que es el único que nos puede ayudar a seguir adelante. Hay que confiar en si mismas, si lo hacemos muchas cosas podemos lograr, alcanzar. No hay que rendirse. Debemos seguir adelante, cualquiera que sea la dificultad que se presente. Uno puede seguir adelante, uno puede luchar por eso.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: