Corazonsinsentido's Blog











{07/06/2009}   Como agua para chocolate

 

 

 

 

 

Portada del libro

Portada del libro

Laura Esquivel cocina una historia de amor a fuego lento

 

 

Como agua para chocolate

“Giró la cabeza y sus ojos se encontraron con los de Pedro. En ese momento comprendió perfectamente lo que debe sentir la masa de un buñuelo al entrar en contacto con el aceite hirviendo…”

 De esta singular manera Laura Esquivel logra a lo largo de la historia vincular las recetas de cocina, la pasión amorosa y la profunda sensibilidad de Tita, la protagonista. En toda la novela hay un único escenario, piedra angular o pieza clave  alrededor del cual girarán los acontecimientos, olores, sabores y emociones encontradas: la cocina.

Los tiempos de la Revolución Mexicana ubican al lector en un escenario histórico. México está desdibujado por la guerra. Es finales del siglo XIX y en la ciudad fronteriza de Piedras Negras las normas sociales son muy estrictas. Tita por ser la menor de tres hermanas deberá cuidar de su madre hasta que ésta muera, no podrá casarse con ningún hombre.

Cada uno de los doce capítulos de la novela inicia con una receta de cocina, a través  de la cual se filtran los sentimientos ocultos y prohibidos que Tita siente hacia Pedro, el esposo de su hermana Rosaura. Cada receta lleva al lector hacia el pasado de los hechos y lo envuelve en el presente permitiéndole llegar al clímax en muchas de las situaciones allí presentadas.

Los primeros cuatro capítulos dan cuanta de cómo nace la aventura amorosa entre Pedro y Tita a través de la comida que ella prepara. Existe entre ellos un código de sensualidad. Pedro había aceptado casarse con Rosaura solo para estar cerca de su amor verdadero: Tita.

Las siguientes tres recetas van dibujando el carácter de los distintos personajes con que Tita convive. Ella heredó de sus antepasados un don único para cocinar, cocinando logra drenar sus emociones. Tanto es así que en más de una ocasión llevará a sus comensales al más puro y real éxtasis sexual.

Mamá Elena representa el personaje déspota, egoísta, insensible de la historia, pero es su pasado, la frustración, sus secretos lo que la mueve a hacerle la vida imposible a su hija menor.

Las últimas cuatro recetas continúan enmarcadas dentro de la metáfora gastronómica. La figura maternal no existe ya, pero el amor de Pedro y Tita sigue  siendo prohibido. Aparece entonces un nuevo personaje: Esperanza, la niña que da a luz Rosaura. Ella vendrá a significar para la vida de Tita el último destello, la posibilidad de acabar para siempre con la vieja tradición de la familia que tantas lágrimas, dolor y desasosiego había causado.

La novela maneja el sexo abiertamente y de una forma espectacular la autora juega con la sensualidad y el erotismo mezclándolo con los sentimientos de cada personaje. Tita presenta en la boda de su sobrina Esperanza la última receta: chiles en nogada. Este platillo despierta en los invitados fuertes deseos sexuales. Pedro y Tita con la soledad que los envuelve como única cómplice se permiten consumir su pasión, el momento los lleva a tal exaltación  que Pedro muere.

Así culmina la novela, llena de una gran riqueza descriptiva y excitante que atrapa desde el principio. Con esta obra Laura Esquivel logra despertar en el lector tal avidez  que conmina a continuar leyendo hasta el final. El éxito de ésta quizá radica en que toma un elemento de la vida cotidiana, la cocina,  desarrollándolo  con detalle y sensibilidad. ¿Cómo no va  a ser deliciosa esta historia si su autora usó la receta del melodrama, le puso ingredientes femeninos íntimos y le agregó un toque de realismo mágico?

 

 Silvia Hernández

 

 



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: