Corazonsinsentido's Blog











{21/09/2011}   Crítica de Documentales – Largometraje

 

¿Qué es el amor? "Quizás sea una palabra más educada que el sexo" D.Morris Foto: http://www.fotosearch.com

 

El comportamiento humano como objeto de estudio


             Los documentales, como fuente de información científica, juegan un papel importante dentro del juego del conocimiento. Son una forma de dar a conocer avances, nuevos descubrimientos, conclusiones sobre un tema en específico y que interese al resto de la raza humana. En el caso del estudio del  hombre, son muchas las producciones audiovisuales con fines didácticos que se han realizado, unas mejores que otras, pero que al final tienen algo en común: enseñar de una manera diferente, creativa, entretenida (si se quiere) sobre una verdad científica. Lo siguiente, es un intento por hacer una crítica de este tipo de documentales sobre el comportamiento humano.

         La biología del amor es un trabajo realizado por Desmond Morris, zoólogo y etólogo inglés, que en este documental desarrolla la idea de la sexualidad humana desde un punto de vista preciso netamente biológico y científico.  ¿Por qué no realizamos el acto sexual en 08 segundos como hacen los mandriles? ¿Qué es el amor? ¿Una emoción humana? Son algunos de los planteamientos desarrollados por el autor durante estos 50 minutos de duración. Tiempo durante el cual con suficiente información concisa y muy bien explicada da por sentado el “análisis científico del amor”.

       El documental, lejos de aburrir, permite que el interés por el mismo aumente a medida que hace más y más planteamientos sobre situaciones que, a simple vista pudieran ser cotidianas, pero que al indagar más sobre ellas determina que se trata de comportamientos humanos basados en el arraigo de tradiciones ancestrales, por ejemplo, una salida a cenar en pareja, situación que el autor define como el “cortejo alimenticio”. Así como otros ejemplos y afirmaciones que el autor va soltando como datos interesantes: “estudios en discotecas han revelado que en cuanto más cerca se encuentre la chica de su ovulación más reducido es su vestuario” comenta Morris.

      En lo referente al apoyo visual, es de resaltar que la mayoría de las imágenes se muestran muy cotidianas, es decir, el autor se cuidó de afianzar sus ideas con tomas de personas comunes y normales en entornos tranquilos, como la escuela, la calle, un parque, una playa. Esto hace que la información científica que se va revelando permita al receptor sentirse familiarizado y hasta identificado con los conceptos que se plantean. El guión bien argumentado e investigado también ayuda a esto.

       Otro de los elementos que permite al espectador concentrado realmente en las imágenes son las tomas cercanas a las personas, seguimientos a parejas en diversos lugares, enfoques y planos detalles a gestos, miradas, partes del cuerpo humano etc., éstos afianzan positivamente los pensamientos del autor.

        En cuanto a lo negativo, podría decirse que, aunque se trate de una investigación personal de Morris, hubiese sido de gran apoyo el que se hubiese entrevistado a otros científicos/investigadores del tema, que coincidan con sus planteamientos. La diversidad de fuentes debiera ser un punto importante en el desarrollo de un documental, o en su defecto el testimonio de alguna persona común, que revelara sus impresiones sobre el comportamiento humano en pareja.

        Otra acotación sería la música, no utilizada en esta producción, quizás como una forma de no distraer demasiado la atención, pero que una buena selección de ésta hubiese aportado algo más de dinamismo a la narración y la estética. Nunca está de más.

         Por otra parte, el documental La pendiente resbaladiza de la maldad el cual pertenece a una serie de capítulos del programa Redes, programa de televisión de divulgación científica presentado y dirigido por Eduard Punset en RTVE.es es otra muestra del tipo de trabajo audiovisual que se esmera por explicar determinados comportamientos humanos. En esta oportunidad, se trata de una entrevista realizada al psicólogo Philip Zimbardo, quien hace ya más de treinta años realizó un experimento con sus estudiantes, para tratar de determinar qué sucedía al colocar gente buena en un lugar malvado.  El documental inicia planteándose dos claras interrogantes: ¿Sabemos de qué somos capaces en una situación extrema a la que nunca nos hubiéramos enfrentado? ¿Somos realmente quienes creemos que somos? A partir de allí empieza a explicar de qué se trató el experimento realizado por Zimbardo al que se le llamó La Prisión de Stanford.

    El escenario que predomina durante la mayoría  del tiempo de duración del programa (33 minutos), es un espacio cerrado, que bien pudiera ser un café, el lobby de un hotel, un consultorio o una oficina, pero que de igual forma aporta una ayuda visual importante, ya que transmite esa sensación de “seriedad” y a su vez sin ser muy rígida la imagen de las personas allí (sólo el psicólogo y el entrevistador).

"La semilla del mal se desarrolla a nivel psicológico cada vez que asumimos, sin sopesarlo, una autoridad abusiva " Punset. Foto: http://www.deconceptos.com

 Así mismo, a medida que el psicólogo explica de qué se trató su investigación, se van intercalando imágenes originales, fijas y en movimiento, del experimento de La Prisión de Stanford esto ayuda a formarse mejor una idea de lo que pasó allí. También el lenguaje científico utilizado por ambos personajes es sencillo, elocuente y fácilmente entendible para alguien que no sea un experto en el tema.

     Además resulta positivo el utilizar testimonios vivos de las personas que estuvieron directamente involucradas en el experimento. Es así como se muestra a varios jóvenes que participaron, comentando sus impresiones sobre la experiencia vivida. Son imágenes de archivo, originales, pero que sin duda le aportan credibilidad al documental.

     Por último, Punset como narrador principal, el escenario ahora es una exposición sobre La Inquisición, en México, donde se ven figuras de cera humanas, torturando e infligiendo dolor. Son pertinentes para el conductor mostrarlas ya que explican claramente la conclusión de ese programa de Redes: “cuando al ser humano lo ponemos en un entorno autoritario, despótico (…) la mejor persona del mundo se puede convertir en un simple asesino”.

El origen de los sueños

    Inception (Origen, su nombre en español) es una producción estadounidense, dirigida por Christopher Nolan. El argumento de esta película se basa en una especie de juego laberintico de los sueños en los que una organización criminal se “inserta” en la mente de las personas para robar ideas.

Galardonada por sus efectos visuales, Inception adentra al espectador dentro de un rompecabezas onírico –alucinado- en el que la realidad tiende a confundir a sus personajes. Vale destacar, que más allá del argumento y toda la trama de la película, la fotografía y los planos de los espacios arquitectónicos son muy bien trabajados, al punto de transmitir una sensación tridimensional de las cosas que se mueven en algunas de las escenas.

Son 148 minutos en los que, desde el principio, el espectador puede permanecer concentrado tratando de llevar el hilo de la historia y comprender lo que allí sucede. El film bien hace honor a aquella premisa de que el cine es una ventana a otro mundo, pues permite plantearse ese dilema sobre la existencia de mundos paralelos o escondidos en nuestro subconsciente, dilema que permanece latente hasta el final de la película.

Ariadne: “¿Por qué son tan importantes los sueños?” Dom: “Porque en ellos estamos juntos”.

El guión es consistente, manejando el suspenso como una herramienta del tiempo y así mantener esa tensión de principio a fin, aunque sí hay ciertas inconsistencias en los tiempos de los sueños, por ejemplo cuando la camioneta cae del puente en uno de los sueños, mientras en otro sueño paralelo suceden muchas acciones.

En resumen, las producciones visuales son una de las tantas formas de mostrar al mundo lo que somos como seres humanos, de qué estamos hechos y por qué somos como somos. Nos muestran realidades diversas, multiculturalidad. No es necesario que tengan grandes efectos visuales si logran enganchar desde un principio, apelando a la creatividad. El fin último: la divulgación de una idea, en ello debe basarse cada concepto de documental o largometraje.

 Silvia Hernández



pascualguerrero says:

Como siempre buen trabajo Silvia, me encantó la introducción, me gusta la sutileza con la cual incluyes tu opinión -no es ironía en serio me gusta-🙂



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: